El crowdfunding, o financiamiento colectivo, es una forma de recaudación de fondos en línea que se ha transformado en un modelo exitoso en el mundo en los últimos 15 años. Conecta a quienes necesitan financiar proyectos, negocios o campañas, con personas dispuestas a apoyarlos. Las iniciativas que se financian bajo esta modalidad son variadas, y van desde discos de música hasta créditos para empresas.

Quien facilita el dinero lo puede hacer como inversión o con el solo objetivo de apoyar una causa. Uno de los pioneros en utilizar este sistema fue el grupo de rock Marillion, que en 1997 financió su gira por Estados Unidos, la cual tuvo un costo de US$ 60.000, a través de este modelo.

El crowdfunding para conseguir créditos se ha convertido en una industria relevante en los últimos años. En Chile, Cumplo fue la primera compañía en implementar este modelo. Los inversionistas y solicitantes de créditos se conectan en una plaza virtual y fijan las condiciones, plazos y montos. De esta manera, obtienen tasas justas, a través de un proceso completamente transparente.

El p2p lending en el mundo

lideresLos préstamos entre personas a través de plataformas especialmente diseñadas para ello, o peer-to-peer lending (P2P), han surgido como una sólida alternativa de crédito tanto para personas naturales como para empresas. Internet ha hecho posible que las personas se conecten directamente. Con esto se logra disminuir las altas tasas de interés vigentes, principalmente en los segmentos de crédito de consumo y créditos comerciales a pequeñas y medianas empresas donde los spreads recaudados por las instituciones financieras no dicen relación con el riesgo subyacente de tales créditos.

Los primeros sitios web dedicados exclusivamente a préstamos P2P surgieron en 2005 y desde entonces han tenido un crecimiento explosivo en el mundo, principalmente en las economías desarrolladas.

Estas plataformas se diferencian entre sí según su clase y modelo de negocios. Algunas conectan a los solicitantes de crédito y a los inversionistas directamente (sin intermediación), como es el caso de Cumplo. Otras, conectan a sus usuarios a través de intermediarios, generalmente una agencia de valores o un banco, que equiparan las tasas de captación y colocación. Algunos sitios permiten que las partes determinen libremente las tasas de interés, mientras que otros determinan las tasas anticipadamente basándose en el comportamiento histórico y puntaje de crédito.

Adicionalmente, algunas de estas plataformas promueven una misión caritativa para el fondeo de negocios sociales, mientras que otras apuntan a la racionalidad económica de las personas y a la posibilidad de obtener mejores condiciones que las otorgadas por las instituciones financieras tradicionales.

 

¿Quieres saber más? Conoce todo sobre Cumplo, lee las Preguntas Frecuentes o conoce nuestras Oportunidades de inversión.

Compartir
Síguenos en